jueves, 15 de enero de 2015

El recuerdo envenena la memoria porque en el alma permanecen intactos