martes, 9 de diciembre de 2014

Naturaleza

Cuando pienso en él, dibujo árboles porque sus ojos están en las sombras
siempre observando, siempre al compás del adiós.