viernes, 19 de diciembre de 2014

Madrugada

La madrugada siempre fue la hora más productiva, cuando me canso del mundo de todos y vuelvo calladamente a mi espacio.

Las horas ya no son usurpadas por nadie y los pensamientos vagos se van enlazando hasta salir de mi cabeza y los ojos tristes no pretenden ser más que eso.

Y vos ¿pensaste en mí?