martes, 30 de diciembre de 2014

De nuevo me atropelló la noche sin estrellas, cansada de los nuevos lugares comunes en el ciber-espacio, donde cada vez nos vamos quedando más solos, he perdido la costumbre de ver ojos humanos, solo figuritas aparecen para demostrar emociones.

Quiero saber cuándo voy a conocerlo a él o a vos, al que sea y dejar de vendernos simulacros de comunicación en espacios llenos de tecleos, cuando por fin pueda apañarme dentro de un corazón con la fuerza suficiente de permanecer ahí.