miércoles, 31 de diciembre de 2014

Balance de año nuevo

La hora final se acerca tímida, los petardos han comenzado a acallarse y nace el sentimiento de evaluar lo perdido para no rondar la misma senda el próximo año. El resumen versa sobre la ira del amor perdido y la promesa de mandarlo al carajo desde hoy cuando el hervor etílico avala cada promesa hueca y la hace valer por un instante.

He perdonado... no, no lo he hecho, tampoco pienso hacerlo porque me da miedo olvidar y regresar a sus brazos, pero me distraigo pensando en los miles de nuevos proyectos y cómo se va a iluminar cada paso ahora que la maleta va más ligera pero con posibilidades de crecer.