viernes, 12 de diciembre de 2014

Antología de sueños robados

Las predicciones fueron certeras, vivo los temores de mi infancia muerte y rutina. Intentando lucirme en un exceso, huyo del cuento de hadas y anido en el masoquismo contigo.

Reinvento las flores marchitas para adornar mi insomnio que continúa siguiéndome durante las horas de sueño, en la gruta marcada por secuencias y compases de una cítara espero que regreses.