miércoles, 31 de diciembre de 2014

Balance de año nuevo

La hora final se acerca tímida, los petardos han comenzado a acallarse y nace el sentimiento de evaluar lo perdido para no rondar la misma senda el próximo año. El resumen versa sobre la ira del amor perdido y la promesa de mandarlo al carajo desde hoy cuando el hervor etílico avala cada promesa hueca y la hace valer por un instante.

He perdonado... no, no lo he hecho, tampoco pienso hacerlo porque me da miedo olvidar y regresar a sus brazos, pero me distraigo pensando en los miles de nuevos proyectos y cómo se va a iluminar cada paso ahora que la maleta va más ligera pero con posibilidades de crecer.

martes, 30 de diciembre de 2014

De nuevo me atropelló la noche sin estrellas, cansada de los nuevos lugares comunes en el ciber-espacio, donde cada vez nos vamos quedando más solos, he perdido la costumbre de ver ojos humanos, solo figuritas aparecen para demostrar emociones.

Quiero saber cuándo voy a conocerlo a él o a vos, al que sea y dejar de vendernos simulacros de comunicación en espacios llenos de tecleos, cuando por fin pueda apañarme dentro de un corazón con la fuerza suficiente de permanecer ahí.

lunes, 29 de diciembre de 2014

Te miro y me miras

Veo en sus ojos todo lo que carezco.
Ve en mis ojos todo lo que sobra.

Sin embargo hemos navegado millas náuticas en sábanas ajenas
dejando que las manos se crispen, las sensaciones y el deseo sean
ajenos a la realidad.

Nuestros cuerpos son una aleación de cavidades, dado que por horas
seremos la extensión del otro.

No hay espacio para el reloj, a partir de hoy solo marca los roces de su
cuerpo en el mío y al final volveremos al mismo punto, para empezar
un nuevo ciclo.

Alguien me dijo que escribierá

Escribir libera la estructura del alma para develar un espacio alejado de la divergencia entre nosotros y el yo, nutre cada fibra de los amores imposibles, hace inverosímil el discurso matemático en la separación de los amantes, entinta los sueños con esperanza y suplica en mi nombre.

¿Usted, qué va a escribir hoy?

domingo, 28 de diciembre de 2014

Estamos aqui

Nos reunimos con intención de alevosía, marcados por el deseo acumulado en los años, hoy nos vemos cara a cara, afortunadamente hemos logrado superar el juego de las cartas y las llamadas indiscretas a media noche, siempre con la voz atorada entre la presencia de los demás.

sábado, 27 de diciembre de 2014

Quiero olvidar

Quiero olvidar...
Qué te conozco
Qué espero
Qué fuiste mi segunda piel
Qué me causaste dolor
Que vives

jueves, 25 de diciembre de 2014

¿Y ahora por qué?

Una madrugada me enteré lo mucho que lo amaba, cuando el sentimiento era obsoleto y obtuso, carente de significado hasta para mí. De qué vale esperar el tiempo, cuando se aprende a esperar por costumbre al olvido pero nunca por su significado. Ahora que comienzo a peinar canas tímidas y débiles que no terminan de tinturar la hebra blanca, pienso si vale la pena mantener la comunicación con el recuerdo... para ser honesta es lo más real que tengo de él.

Fue honesto sobre mí, en cuanto a los múltiples deficiencias, desde mi ángulo su psique fue un misterio que jugaba a engañar mis sentidos, sin mover un solo ápice de su presencia.

El día después de Navidad

 El comienzo del último tramo del año, en las calles se va agotando el olor a pino plástico, las miradas de bancarrota se comienzan a asomar mientras se van haciendo las cuentas para la cuesta de Enero. Hoy se desgastó mi paciencia y la teoría de los milagros navideños, llegó a su fin, no regresará con la sonrisa torcida y se desvanece el último atisbo de fantasía navideña y la buena voluntad se vuelve a ver viciada.

¿Te envolviste en el celofán de otra mujer? ¿Pensó en mí, por un segundo? ¿Ahora por qué lee mi ruta al olvido? Todas las estrategias se fueron desmayando en la ruleta rusa, que siempre marco a su favor, en un arranque hago trizas la envoltura de su regalo, pensando que así alguna parte de su psique se sentirá lastimada en algún nivel de la conciencia en alguno de los planos alternos.

De nuevo el desengaño, recuerdo que jamás toqué su presencia salvo en los encuentros de sábana y piso, vuelvo a buscar las figuras en el humo pero esta vez no narran historias como acostumbraba predecir mis pasos, solo navegan en ojos irritados y paredes blancas.

miércoles, 24 de diciembre de 2014

Reflexiones

Soñé que estaba en cama, la luz es producto de una perturbación profunda y flagelante. La oscuridad parece menos escandalosa, no puedo evitar tener la sensación de caer o quizá levitar.

Desperté en una camilla, las caras se difuminan en la luz, expresiones sin rostro, se estremecieron mis entrañas, se escapa un fugaz sentimiento de vértigo. De un momento a otro, me dirijo a algún lugar… sí, camino, pero mis piernas no pueden transportarme, alguien me lleva, alguien me empuja, alguien y un carretillo.

El carretillo, posee un sonido peculiar casi me acostumbro a él, es una melodía oxidada sumida en un incesante sonar de clavijas. Mi camilla no es un carretillo.

Mi brazo me quema, es pesado, es solo una extensión de mí ser, no obstante no obedece mis impulsos neuronales, esta frío; descubro una aguja, similar a un cable de alta tensión, soy una máquina.

Duermo…es un día caluroso, rutina de flagelación constante, los cuadros de la perspectiva son grises, hasta el vuelo de una mosca es predecible. Las mismas personas, sin identidad; ya la he olvidado todo responde a una función:

Mamá

Papá

Cajero

Extraña

Barrendero

Dependiente

Enfermera

Puta

Ladrón

Proxeneta

Presidente

No debo escuchar ni leer noticias antes del almuerzo. Ropa, debo vestirme; salir es una expedición sin contratiempos, el tiempo los mide el compás de corcheas sin pentagrama aisladas en el espacio vacío ¡aunque contenga silla!

Algo arriba, algo abajo, las llaves en el tazón.

Bruma caliente, me dirige a la parada de autobuses, gente de traje, escolares, otros sin casilla; no perfilan en ninguna de las ocupaciones permitidas como oficio.

Un minuto para el medio día, llega el autobús.

Un golpe, desaparece el calor, hielo y claridad, no es el autobús, tampoco la casa, de nuevo la melodía de clavijas oxidadas.

martes, 23 de diciembre de 2014

Gravedad

Siempre, algún detalle me atrae a vos
en una eclosión de estrellas
miles de palabras digitadas
en los espacios cibernéticos

Y somos libres
y somos diminutos
y nunca en tiempo real
y nunca dura mucho tiempo



domingo, 21 de diciembre de 2014

Vino Tinto Avinagrado

En sus brazos se asienta el Nilo, noble llanura que pobló de sueños y esperanzas mi existencia, encaminó mis pasos al destierro, dulce inspiración del juego mayor de arcanos. Modelando a contraluz cada vestigio de conciencia impulsándome al abismo de sus pasos, la ruta incierta al pasado y los libros deshojados con palabras quebradizas.

En la memoria de los recuerdos, todo florece... más que todo por hacernos el favor antes de afrontar el caño inmundo por el que se ha reptado durante meses, en ese punto cuando somos hipócritas con la única persona que no es posible, cuando miento frente al espejo, esperando creer toda la porquería que es vomitada por las pretensiones del cerebro y vuelvo a maquillarme tapando las ojeras y más labial rojo intenta seducir a cualquiera, solo para probarle a la suerte que nada ha cambiado, que no hay desesperación y las faldas se acortan, mientras las esperanzas se van desvaneciendo conforme pasa la madrugada, ninguno se le parece, no hay un cualquiera aceptable.

Y sola te vas quedando como ese poco de vino tinto avinagrado en el fondo de la alacena, como muchas cosas que se fueron quedando para más tarde, pero nunca alcanzamos esa fracción para decirnos adiós, esa manía tuya de desaparecer como si te tragaran las aguas, luego como un cadáver hinchado de emociones y frases dulces, tocas a mi puerta, como si los años no transcurrieran para mí.

sábado, 20 de diciembre de 2014

Los nublados del día

¿Qué hacer? Es la mayor confrontación que gatilla todas las alertas de miedo en mi cabeza, se puede vivir así... al límite siempre esperando el proceder de una manera o de otra, vaciando de contenido cada frase para evitar sentir alegría, luego cada espacio se completa con mil reclamos sobre lo que no se debe hacer, poco a poco me voy arrastrando por el mismo sendero.

Miserablemente triste es mi cíclica realidad, olvido y encuentro, se hilvanan bajo la misma piel pero sin resultados satisfactorios, el corazón esta curtido por la hiel, en los reflejos plata condeno esta piltrafa, me niego a llamarlo por sus letras, es un fraude no se puede apuñalar una ilusión con promesas.

Decir adiós es solo un episodio circunstancial, el destino se ha encargado de ponerlo frente a mis ojos siempre calzando el aroma de otra mujer, para que se agrieten mis caricias en su piel, de nuevo un encuentro casual, se estrenan resentimientos que se aplacan gracias a las normas de convivencia y el protocolo social nos seduce.

viernes, 19 de diciembre de 2014

Madrugada

La madrugada siempre fue la hora más productiva, cuando me canso del mundo de todos y vuelvo calladamente a mi espacio.

Las horas ya no son usurpadas por nadie y los pensamientos vagos se van enlazando hasta salir de mi cabeza y los ojos tristes no pretenden ser más que eso.

Y vos ¿pensaste en mí?

jueves, 18 de diciembre de 2014

De todas las artes practicadas durante este lapso de existencia, el amor, siempre es una muestra de los espacios que no se completan, miles de fragmentos dispersos, intentan ejecutarse en las revelaciones de mis demonios, anuentes a dejarme en el olvido, mientras más óxido puedan sacar de cada hueco considerado como una conquista, más drenan mi psique.

Huir ni tan siquiera es una opción, ambos aparecemos en el deseo del otro, a veces por caso aleatorio, la decisión propia se nubla en media ejecución y termino bajo el velo de un fantasma desconocido, pero que odio con todo lo que me queda podrido en el corazón. La redención suele durar un par de minutos luego me envuelve en el anonimato, mi ser, no es permeable en ninguna realidad contenida por el aire... por eso siempre me mira de reojo.

Mi aire, como me gusta llamarlo, es solo la ilusión de pertenencia y control, porque su impulso es un mero engaño de los sentidos, no poseo nada y la espera se regocija en apuñalar cada pequeño gesto al vaciarlo de contenido y desvestir palabras huecas.

Somos todo y somos nada, mientras el aire busca autodefinirse en un papel en blanco, emitiendo pagarés que nunca va reconocer como suyos, por mi parte me torturo siendo el aval y me confunden sus conceptos, más parecidos burlas y sarcasmos.

miércoles, 17 de diciembre de 2014

Hielo y piel

En el deshielo del alma desdibujé su sonrisa, ahora que está tan lejos, me parece más perceptible el amor y las viejas cuerdas que araña  el desvelo.

Sobrevivo a base de recuerdos azucarados con caricias imaginarias y el agrio sabor de la despedida. No ha pasado un solo día sin que deje de pensar en el karma, en lo mucho que la cuenta está en mi contra y que me resulta imposible exonerar. Ningún gozo fue promulgado con excelencia, en el fondo se reproducía la realidad, por más que até mis ojos a otro pensar, el sarcasmo saltaba a la frente, entre risas y celebraciones extrañas.

Cierro mis ojos y te sigo viendo, abro los ojos y veo su ausencia, estoy condenada a los extremos hasta la fecha de mi nacimiento debe recordarme mi sufrimiento bajo la estrella de un número irracional, fui traída a este mundo.

Algunas veces siento que esta cerca pero solo son mis interpretaciones malsanas de tiempo y espacio, cómo le explico el vacío, al espejo, en mis cristales las almas dejaron de depurarse, ahora exhalan fragmentos y vidrios oscuros, en este punto recuerdo como se calza la humanidad.

Aunque puedas irte por tu propio camino, deja intermitente la esperanza, para que alumbre de cuando en cuando, para que no pierdas esa costumbre a mí.

martes, 16 de diciembre de 2014

"NO MOLESTAR"

El día pactado llegó sin sorpresas, no hacía falta galas ya de eso se haría cargo el alcohol. Dejaron el romanticismo para los jóvenes ilusos, retomaron el mismo punto donde habían quedado 10 años atrás... al comenzar a desvestirse recordaron viejas heridas, no mutuas, sino de otros y otras.

Fue consuelo de tontos, difuminado por una dulce irreverencia y se dedicaron a profanar cada canción de amor para entregarse a un amalgama de cuerpos, se azotaron, se despellejaron, hasta rodar por el suelo como en los viejos tiempos.

Amanecía apacible a pesar del aguacero y la tormenta eléctrica, 4 horas juntos, él sintió frío, una sensación extraña comenzó a escalar por los dedos de los pies, hasta subir como una tarántula en busca de presa... de pronto dejó de moverse.

Ella lo miraba por el espejo, mientras esbozaba la mejor de sus sonrisas, había estudiado el síntoma, era hora de irse. Con cautela se vistió, más despacio de lo acostumbrado para disfrutar el panorama y ver como corría la catarata de vómito negro entre las sábanas, para verlo contorsionarse como un delicioso gusano de seda.

Pudo sentarse a su lado, susurrarle al oído dulces palabras remachando con ironía cada caricia, lo arropó y besó su frente ceniza. Se fue, no sin antes dejar fuera de la puerta el letrero "NO MOLESTAR"

Dos Lunas



Alumbrando día y noche verso sobre una dualidad lunar, atada por el deseo, me aferro a una luna que pinta el cielorraso de miles de estrellas y constelaciones, bajo las sábanas la otra luna mece el mar en quietud y vacío.

Una de las lunas se reproduce en el pentagrama, mientras la otra rellena cada cuerda y brotan de las venas notas de cítara en escalas desenfrenadas hirviendo la sangre, acumulando impulsos para acompasar el vaivén de pelvis y cadera.

Una luna me pertenece la otra es esquiva, aún conserva la ilusión de terror en su mirada, me induce al vértigo, he de cerrar sus ojos para besar su frente, mientras la otra ha decido seguir mis pasos, durante kilómetros en pasos certeros por la ruta errada.

Una de mis lunas me dejó tatuado su olor en cada fibra de mi cabello, en cada centímetro de piel y en cada revuelo de la imaginación, el aroma del café negro envuelve en una nebulosa el anonimato de los cuerpos.

domingo, 14 de diciembre de 2014

En la caja y fuera de la caja.

El tormento del pensamiento se aproxima sigiloso mientras comienza a mordisquear las aptitudes sociales, en una secuencia para la atrofia y la sonrisa perenne, a veces es mejor apagar las luces y dejar que el cuerpo se mezcle entre los idiotas de la manada y perderse en los espacios comunes.

Dejar de acunar sueños, sin posibilidades de trascender, solo enfocada a la realidad calzando la óptica tirana y complaciente...

Nada fuera de la caja.
Nada contra la caja
Nada diferente de la caja.

Podría sucumbir a la homogeneización y vestirme como los demás, para dejar de lado las explicaciones diarias, que deben ser integradas en mi trajín; no he escapado de ninguna institución mental ni tampoco necesito caridad o ayuda.

Solo he naufragado en una ciudad estéril y desnuda, dónde el mayor logro se basa en lapidar la imaginación, no hay escapatoria los parámetros ya fueron establecidos, hombre o mujer, ya conocen sus respectivas tareas enraizadas en la memoria gracias al surco de la educación.

Un día o un mal día para la mayoría, te renueva un deseo de libertad, el regreso al estado de naturaleza, quiero copular con los deseos y las fantasías que la sociedad identifique como inmundos por encontrarse fuera de su patrón, llenar mis manos de creaciones que puedan mutilar la conciencia y los sermones de quienes habitan en el altar mayor.

Ser honestos por una vez y participemos de la orgía del pensamiento sumado a las obras de arte, exijo desnudar a los santos, en un intento de justicia representar al Adán, como un hombre miserable y deprimente, incapaz de criterio propio que solo se arrastra buscando la belleza.

El sistema educativo debe ser humillado en el potro, su pecado consiste en lacerar mi espíritu y llenarlo de prejuicios, lo que escurra de su cuerpo decrépito, ese caldo sucio deberá ahogar a los predicadores de la normalidad, no permitir que sus quejidos hagan eco en las sienes de los demás y dejar sus cadáveres hinchados al sol cuando finalmente exploten en contradicciones y reclamos sordos.

sábado, 13 de diciembre de 2014

Sin palabras... como mucho de la vida

No se puede retener el aire entre las manos, tampoco dejar de fluir el agua, en casa entre espíritus y amigos imaginarios, vamos comenzando a olvidar y teñir de sepia las últimas frases que siguen sonando en la puerta.

¡Me miras o imagino qué lo haces! Me esfuerzo para culminar en ovaciones el pasado, es el mejor accesorio de tu personalidad, a pesar de estar plagado de despedidas y rencores, es la única parte que deja verte incompleto y accesible... pero sigue siendo un vinculo inexistente entre mi memoria y lo que siempre quise que fueras.

De nuevo nada y volvemos al inicio de esos ciclos traicioneros, pero esta vez me voy primero.

viernes, 12 de diciembre de 2014

Antología de sueños robados

Las predicciones fueron certeras, vivo los temores de mi infancia muerte y rutina. Intentando lucirme en un exceso, huyo del cuento de hadas y anido en el masoquismo contigo.

Reinvento las flores marchitas para adornar mi insomnio que continúa siguiéndome durante las horas de sueño, en la gruta marcada por secuencias y compases de una cítara espero que regreses.

miércoles, 10 de diciembre de 2014

Noviembre 11

Justo ahora que me miras, entiendo el universo, el paraíso eterno que nos sobrecoge mientras pienso en el próximo encuentro, porque los minutos mortales se van precipitando al abismo, al agujero negro de mi ruina.

Es indescriptible esa parte tuya, siempre impregnada de sonrisas a medias, porque jamás te he escuchado reír y creo que tampoco pasará en esta época ni bajo este cielo ni en esta piel.

No puedo dejar de pretender amar, la mitad de mi corazón desea hacerlo a costa de la racionalidad y el intenso dolor que me produce saber cual es tu rumbo y reconocer cuán huraños somos en realidad.

Cada encuentro es una historia que agoniza mientras nos sostenemos en toscos abrazos y besos, la cantidad es mesurada para no develar las verdaderas intenciones, la divergencia de siempre; entre las ganas y el arrepentimiento de querer hacer más pero me pellizca el caracol ermitaño de la imaginación, por eso te miro en silencio y con expresión extraña.

martes, 9 de diciembre de 2014

Naturaleza

Cuando pienso en él, dibujo árboles porque sus ojos están en las sombras
siempre observando, siempre al compás del adiós.

lunes, 8 de diciembre de 2014

Más de medio día

-¿Cómo he vivido?
Pensando... en realidad mutilando ideas por la censura del ser.

martes, 25 de noviembre de 2014

Hoy

El día de hoy… día de mi muerte, escribo mi epitafio, cuando la sangre aún se agolpa en las sienes.
Veneno y óxido, nutren el camino por dónde mi féretro se deslizará, nunca superó la costumbre al olvido de mi propia existencia.
El día de hoy… día de mi muerte.

lunes, 24 de noviembre de 2014

Encuentro de Día

El dulce sonido de la flauta dormitaba la tarde, rezando escondida de los ojos del mundo, rogando a dios, que escuchará por única vez mis pensamientos y eternizará el momento.

¡Oh mi dios, oh mi dios, oh mi dios!
Le otorgó a esa persona los ojos más hermosos, son un pozo de luz, me hablan en su lenguaje secreto rodeados por el paraíso. Mis pupilas se impregnaron de su mirada, no veo, sino es a través de sus sentidos. El aroma de su piel es el bálsamo de mis penas, sus manos ahora construyen puentes para deslizarme de una historia a otra.

¡Oh mi dios, oh mi dios, oh mi dios!
Perdona mi vana existencia, concédeme años que pueda canjear por unos minutos bajo sus brazos, el viento no debe colarse por la ventana porque su sombra podría diluirse en el frío, acentúa sus sensaciones para que sienta mi presencia aún cuando estoy lejos.

¡Oh demonio, oh demonio, oh demonio!
Acorta mi vida, saca mis ojos dáselos a los cuervos, despelleja mis pensamientos, sean éstos la carroña de mis horas en vela. Mis manos sean quemadas para que no recuerden el tacto de su piel, mis pies sean arrancados para no seguir sus huellas, envuelvan las sombras del infierno el resto de éste cuerpo, para no ver sus ojos que se colmaron del mundo, pero nunca llegaron a ver mi existencia.

martes, 16 de septiembre de 2014

Recibido conforme

El mundo dio la vuelta hasta su punto original de traslación
trajo un halago, en posición de misericordia.
Entre mis curaciones vinagre y lima de acero, le aflojaron pedacitos de cal

hasta que se fue por el drenaje.

lunes, 14 de julio de 2014

La "P" de mi...

Tengo una larga referencia en el desgano y en la prudencia, lo que poco se desea suele aparecer cuando no se necesita. La ruleta gira siempre en sentido opuesto a mis estimaciones, sufragados los gastos de la compresión, pesa más su silencio ante la ausencia.
Oro es oro dónde se encuentre, más tu cinismo fue amor en el reflejo del caño, luego de larga noche de carnaval. Sonriendo como siempre, me dirás: "la vida simple está sobrevalorada"
Al final yo sonreiré deseándote mal, como recita la costumbre, en una malversación de ideas de lo que debería ser una buena noche.
Ya no hay punto en la conversación, todas las letras han desfilado para despedirse, mudando las palabras suaves y desvistiendo las ofensivas en un tránsito torpe y furioso.