sábado, 20 de enero de 2018

Bar los Amigos en Playa Jaco

Este escrito es muy diferente a la temática del Blog. Pero me encuentro indignada.
Salí de vacaciones a playa Jaco en mi charquito natal Costa Rica.
En el bar Los Amigos, cuyo nombre es absolutamente contrario al servicio que brindan. ¿Por qué? La respuesta es simple: soy turista nacional.
Por ende a pesar de la bandera del "pura vida" fui discriminada, su trato me hizo sentir como una indigente que intenta aproximarse al calor humano.
Esta es la cuestión; temporada alta se enamoran del turista extranjero, por las divisas. El resto del año nosotros y nosotras coterráneos del  charquito, mantemos a flote los negocios, pues a pesar de los aguaceros, venimos.
Nadie es profeta en su tierra. Pero hoy cruzaron esa línea imaginaria que existe entre humanidad y ser invisible.

viernes, 27 de octubre de 2017

Ojos de pozo

Los ojos que mienten
envuelven en cortinas de humo tras ilusiones
cierran el paso al despertar.

Los ojos que sonrien
con estelas de despedida
y enturbian el abismo de las Marianas.

Los ojos que mueren
no sostienen los párpados con monedas
porque solo quedan huesos


domingo, 12 de febrero de 2017

El error que conduce al error

El error que conduce al error, por enésima vez reflejado en la cara pesimista del espejo. Sin remanentes de vida conjunta o simple advertencia inválida. Anatomía despellejada por pura lucidez, sin derecho a réplica... como siempre.

Es evidente que no queda nada por averiguar, se han pagado todas indulgencias superfluas para que los demás vean que hicimos las pases de forma civilizada, pero el desgano no  se hace esperar en la alcantarilla de los deseos mutuos. Otro viaje sin retorno y miles de culpas se van pegando a las millas que comienzan a separarnos. Ya ni el ave de mal agüero hace gracia.

Los caminos lejos de la cama parecen más sensatos y aderezar la incomodidad de la esperanza por el apego, con cafés fríos en tardes calurosas. Ese es el bochorno que nos dejó el hábito a nosotros, una sin razón de apego que nunca se ha identificado con el amor. Porque es todo menos eso, ni siquiera los amigos lograron tomar bando. La batalla nunca inició solo un polvorín sin sentido recurrente cada año impar.



jueves, 2 de febrero de 2017

Reencuentro de espectros

Que se extiendan las sábanas con el descaro de un telar, hasta que amanezca.
Oye... sigue el tacto del recuerdo activo. Las sensaciones auditivas, abren portales a promesas vacías, que solían alimentarnos.
Es un crimen sin sujeto. Una montaña de mierda que insiste en desintegrarse en llantos de bar, para volver a construirse en veredas peligrosas.
El instinto de la tragedia vuelve a recorrer las venas con total naturalidad.

martes, 24 de enero de 2017

Año Nuevo

He cazado todos los demonios necesarios, mientras disparas dardos.
El oráculo ha vomitado 13 muchas veces...
Si me buscas, sabes dónde encontrarme

Los encuentros aleatorios solo suman nulidad
Sabes que el amor, no es suficiente para hacer nada
Todo es particular y va feneciendo en sus propias macetas.
Aunque me recuerdes.

He decidido blanquear las cenizas en agua
también me has olvidado.
Invoco un recuerdame y otro tras otro

Que el equinoccio se detenga
Y el sol retroceda en mi agonía
Solo por un instante, que se rediman todas las llamas
Y te veas forzado a recordarme.

No queda piel por  roer.
Y ya no tenga miedo de ti.
No hay juramentos al final.
Y la vertiente de los sueños se ha desangrado,
ya no me  fío.

domingo, 27 de noviembre de 2016

Regresar

La piel de porcelana se enfría durante los largos reposos del invierno.

No hay movimientos adversos y las presas descansan acunando la modorra de sus propios suspiros.

El sexo se cristaliza a la espera del calor de los nómadas que intentan aparcar sus tiendas durante las lunas del nuevo año.

En las sombras las doncellas practican miradas encantadoras en sus propios espejos sin reflejo.

Mutan las esperanzas, se nutren los caminos al corazón, se blanquean las sabanas y la espera no se agota.

Nada muere solo la hora del sueño y el día inicia de nuevo, despejando el pensamiento se vuelve agrio.

lunes, 14 de noviembre de 2016

Sin Alas

La vida se pasa de puta, a veces... Escarbar entre recuerdos y toneladas de libros u hojas sueltas no siempre genera un beneficio.

Aquello que pretendías olvidar se estrella con tu pie. Impacta reconocer el trozo de residuos apolillados antes venerado como deidad. 

Todos los tesoros se desgranan en basura, un año más de edad, uno que inicia siendo asertiva, dejando atrás el séquito de siempre, para experimentar una soledad más pura.

El día que la personalidad suma en menos uno, sin luchas funestas con el mundo. Solo sosteniendo la respiración y te das cuenta que ya superaste todo. Entonces toda la pasión absurda se ha desvanecido y te vuelves aburrida como el tráfico predecible de la hora pico.

Sin desamores por seguir, sin rencor por las despedidas, sin la ira de los encuentros fortuitos. Sin el diablo a cuestas marcando la procesión.

No quedan personajes por matar pero la historia sigue sin acabar, el alivio viene como lluvia de malos pensamientos. Queda un personaje por conquistar, un número por marcar a discreción de la sensatez y la ruleta se ha puesto a andar de nuevo.